Crack

Publicado en Blog

Cuando un amigo no puede volverse amante y una amante no puede volverse amiga y están cruzados los cables, se escucha un crack. La saliva ya no es y las grietas de los labios se acentúan. Se calientan los gases del pecho y la sangre se condensa en las extremidades. La columna vertebral serpentea estúpida y las ondas electromagnéticas del cerebro se agudizan en las sienes. A los pies parece no importarles la postura, la mirada apunta a una sola dirección con un ángulo de tristeza. Se ignoran las ganas de estornudar y los ojos se secan a falta de combustible. </3

Sobre el autor

Jos Velasco es desarrollador web y participa en múltiples proyectos culturales. Contáctalo.

Sigue a Jos