El ladrido de mis perros

Publicado en Blog

Tengo un problema grave, mis perros ladran mucho por cualquier motivo. Lo único que no me gusta de mi cuarto es que sus ladridos se escuchan demasiado, por lo que decidí informarme. Es curioso que los llame mis perros, pues nunca estuve a favor de su trato por parte de mis padres y de la responsabilidad que implican, pero a estas alturas es absurdo no considerarlos también míos.

Razón de su ladrido excesivo

Mis perros ladran mucho porque desgraciadamente están abandonados. Viven en la azotea y patio trasero de mi casa, pero nunca los sacamos a pasear. Son demasiado grandes: Golden, la cruza entre lo que bien podría ser un samoyedo y un retriever, es enorme y tiene mucha fuerza. Aunque tal vez ya la perdió por la edad, no estoy seguro. Rono, el labrador, es un poco más pequeño, pero es un animal de caza, demasiado juguetón.

La única compañía que reciben es cuando se les alimenta y se les limpia el patio. El problema es que se emocionan tanto que, también en ese momento del día se vuelven locos de alegría y lo expresan mediante el ladrido.

Acción a tomar

Enseñarles que ladrar es un comportamiento reservado para avisar acerca de algún peligro. No reconocen la palabra silencio. La idea sería utilizar reforzadores. Cuando ladren, decirles “silencio” y acompañarlos. Cuando no ladren y estén tranquilos, darles alguna recompensa como una caricia o algún juguete.

No quiero utilizar nada negativo, ni comprar nada, comenzaré con lo básico. Si veo que de plano no avanzo, seguiré investigando.

Consecuencias

Creo que aprenderé mucho y no tengo nada qué perder, tal vez me haga más paciente y los haga más felices a ellos mientras me divierto también.

Sobre el autor

Jos Velasco es desarrollador web y participa en múltiples proyectos culturales. Contáctalo.

Sigue a Jos