Entrevista a Eduardo Huchín sobre los blogs

Publicado en Entrevistas

Eduardo Huchín Sosa (Campeche, 1979). Músico de rock, poeta, narrador y ensayista. Es autor del libro ¿Escribes o trabajas? y aparece en las antologías Inventa la memoria, Novísimos cuentos de la República Mexicana, El hacha puesta en la raíz. Ensayistas mexicanos para el siglo XXI y Contra México Lindo.

¿Qué es para ti un blog?
Una forma de compartir el mundo, con menos restricciones de tiempo y espacio que un libro o las conversaciones. Con el absoluto control sobre lo que aparece a nombre nuestro.

Hablas de un absoluto control en un medio acostumbrado al copy/paste, ¿qué opinas de las licencias tradicionales como la del copyright para las publicaciones como los libros o revistas respecto a las que se usan en la red, como el copyleft o el creative commons?
Me molesta que los derechos de autor sirvan para restringir el acceso a una obra. Puedo entender que haya legislaciones para reconocer la autoría de obras e incluso que permitan que autores cobren por cosas como un libro o un disco. Creo que la creatividad también parte del plagio y de la libertad para desvirtuar una obra, para deformarla. Cuando el copyright sirve de estrategia para no poder ver videos del Youtube o limitar acceso a libros que –señores dueños de las editoriales, entiéndanlo, vivo en provincia- simplemente no se van a poder leer de otra manera, el asunto de los derechos de autor suele ser un exceso. Pienso en el caso de Hernán Casciari, cuyo libro “España, perdiste” fue una compilación de varias entradas de su blog orsai.es; la editorial propuso al autor eliminar las entradas a su blog una vez que el libro estuviera en la calle. Pero Casciari razonó de esta manera: “No puedo quitarte algo que te he regalado, para luego intentar vendértelo”. No quitó sus contenidos y eso no impidió que el libro vendiera muy bien. Creo que es una lección que debieran aprender los fundamentalistas del copyright.

¿Con qué dificultades técnicas te has topado? Ej: ¿Qué te gustaría ponerle a tu blog que no sabes cómo?
Quisiera poder modificar algunos detalles de la plantilla. Por ejemplo quisiera poner imágenes a los costados, con anuncios y links que sean imágenes. Eso no sé cómo hacerlo. También la forma de los widgets, a veces me parecen muy esquemáticas y quisiera ver más opciones, pero no sé cómo encontrarlas.

¿Qué cosas positivas y negativas encuentras de los blogs?
Positivas: es un espacio invaluable para la conversación, para conocer voces que no conocerías de otra forma (es tan barato seguir un link y no pasarte horas en la librería calculando para qué autor te alcanza). Son un buen respiro en horas laborales (sacar un libro y leerlo en la oficina amerita casi un descuento). Han hecho del linkeo una forma extraordinaria de conducir a las fuentes, han integrado a las opiniones los videos, la música, las imágenes.
Negativas: que puede llegar a ser un material de consumo inmediato. Quizás haya más cosas perecederas ahí de las que uno quisiera, pero no está demás revisar las viejas entradas para darnos cuenta de qué tanto sobreviven nuestros apuntes a las pruebas del tiempo.

¿Qué nos dices del tuyo?
Es un lugar donde puedo opinar, compartir libros y con frecuencia, quejarme. Me entusiasma que pueda corregir: algo que no es posible cuando se publica en un periódico (como hice en algún tiempo). Me entusiasma el doble que alguien deje un comentario. Con frecuencia, los lectores me dan ideas para nuevos textos.

Me llama la atención que nos compartes tu libro “Escribes o trabajas” completito para descargarlo. Cuéntanos algo al respecto.
Se trata de un libro que me ha dado muchas alegrías (descubro gente que nunca ha leído un libro, pero ese libro sí, o descubro gente leyéndolo en lugares de la república que no imaginaría). Tiene ya 5 años de haber sido editado y dudo que alguien lo reedite. Por eso subí su contenido completo en PDF, porque creo que a estas alturas es la única forma en que muchas personas lo podrán leer (ojalá y me equivoque y alguien logre también una reedición).

¿Recomiendas abrir un blog?
Por supuesto. No hay que desanimarse por la basura que uno escribe al principio. Lo interesante en todo caso, es descubrir cómo la escritura se vuelve una necesidad. En eso el blog es un buen aliciente (sobre todo cuando uno descubre que tiene lectores a los que no conoce)

Los comentarios son el mayor aliciente para seguir trabajando y publicando en el blog. ¿Qué les dirías a los que no comentan? ¿Cómo convencerlos de que lo hagan?
Podría amenazarlos o publicar un post que he postergado mucho que se llama “Hipócrita lector, mi hermano, mi semejante”. Con el tiempo descubrí que el lector no es sino un acto de fe. No podemos imaginar leyéndonos (no sabemos si está en su oficina, en su casa, o robándole tiempo a qué obligaciones diarias). Es como publicar en los diarios (cosa que hice por mucho tiempo): al final descubres que tenías más lectores de los que pensabas y ese tipo de sorpresas también se agradecen.

¿Crees que la necesidad de escribir en un blog fomente la necesidad de leer?
En cierta forma, buscar cosas para tu blog (así sea para copiar, para pervertir o videos para poner) supone bucear en otras páginas, informarte de lo que sucede, aprender algo de inglés. No sé, están existiendo cambios en la forma de leer que ni siquiera percibimos. Pero tener un blog te impulsa al menos a rastrear otras bitácoras, noticias, otras páginas en busca de temas y de opiniones.

¿Cómo ha cambiado tu vida tener un blog?
He podido publicar en revistas que no sabrían nada de mí si no fuera por el blog, he hecho grandes amistades, me han reconocido en lugares insospechados por mi mero nombre. Es curioso descubrir a gente que te lee y tú no te imaginas desde dónde lo hace.

¿Hacer un buen blog es publicidad garantizada?
Hasta el momento a mí me ha servido mucho. Creo que si eres bueno en algo, digamos escribiendo o haciendo cómics o algo así, un blog puede ser una buena oportunidad de que más gente conozca lo que haces. Es siempre un buen ejercicio al menos.

¿Lo echarías de menos si de repente te prohibieran tener uno?
Sí, mucho. Lo seguiría haciendo no importa si clandestinamente.

Sobre el autor

Jos Velasco es desarrollador web y participa en múltiples proyectos culturales. Contáctalo.

Sigue a Jos