Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos

Publicado en Cine

Joel (Jim Carrey) vive una rutina solitaria y decide de repente tomar un tren a una estación desconocida. Ahí conoce (¿por primera vez?) a Clementine (Kate Winslet) una chava tan impulsiva que cambia su color de cabello cada que lo amerita la ocasión. Los dos encajan muy bien pero en cierto momento tienen una pelea y Clementine (impulsivamente) decide borrar a Joel de su mente.  Tras descubrir esta jugada, Joel se somete al mismo proceso ofrecido por Lacuna Inc. pero cuando ya no hay marcha atrás, se arrepiente y lucha por salvar aunque sea uno de sus recuerdos de su amada, sumergiéndose con ella a sus más lejanos y primitivos recuerdos.

Ganadora de un Oscar en el año 2004 al mejor guión original, Eternal Sunshine of the Spotless Mind fue impecablemente dirigida por Michel Gondry. El guión fue elaborado por Charlie Kaufman.

Ésta película es divertida y extraña a la vez. No está contada en órden cronológico y el tema de la mente la puede volver un poco confusa, pero a la vez es lo que la hace más fascinante. Los recuerdos o sueños están muy bien representados y el ver cómo se van borrando las imágenes puede ser incluso espeluznante y desesperante.

El fondo musical es muy entretenido, los colores son muy vivos y locos, como de sueño. Los deja vu tras deja vu, descubrir y redescubrir, la mezcla del presente con el pasado. Es sencillamente compleja. Hay que recalcar que la actuación de Jim Carrey es fabulosa, se te olvida que ese tipo fue hecho para hacer películas cómicas, ¡en serio!

Voy a hacer algo diferente. Basándome en frases de la película acerca de lo que vivieron Joel y Clementine, me gustaría presentar esta lista rara y sin orden.

No seas un tipo que se enamore de la primera que te preste algo de atención. Y si lo eres, por lo menos sé consciente de eso.
Cuando las cosas están por terminar y lo sabes, disfruta.
No disfrutes únicamente de los recuerdos o de los sueños de quien te gusta. Disfruta todo de quien te gusta.
Puedes perder el rastro de alguien, despistarlo, pero en el fondo sabes que hay recuerdos que te dejan marcado y se niegan a desaparecer.
El mundo está lleno de abusivos, de gente dispuesta a romper su ética por su propio bien. Cuidado con eso, solemos confiar demasiado a los extraños lo que no le confiamos a nuestros familiares o verdaderos amigos.
Hay gente que se conoce tan bien que advierte a los demás acerca de cómo son. Digamos, no le dan mucho futuro a la relación desde antes de que empiece. Pero gracias a la confianza que generan al confesar su perspectiva, logran establecer una relación.
Puedes ligar sin pretenderlo o  puedes esperar a que te liguen y darte cuenta que no pretenden ligarte y que eso te ligue. ¿Lo ligaste?
Muchos negocios viven de proveer posibilidades que nos parecen imposibles de conseguir por nosotros mismos.
La felicidad y el amor son lugares donde uno desea estar siempre y donde a uno no le importaría terminar muerto.
¿Cuántas parejas no cenan muertos? ¿Cuántas se comparan para saber si son más o menos felices, más o menos afines? Deja de compararte y cena vivo.
Quedarse de ver en algún lugar, eso puede ser perdurable.
Aprende a decir y confiar hasta las cosas más embarazosas.
A veces es bueno esperar sin saber por qué, sólo esperar.
Cuando no quedan los recuerdos, se suplica por recordar aunque sea uno.
No importa que el hielo se rompa y nos hundamos, no hay que pensar en eso.
Cuando has tenido la mejor noche de tu vida no digas: “He tenido la mejor noche de mi vida”, mejor di: “¡Anoche tuve la mejor pinche noche de toda mi pinche vida!

Sobre el autor

Jos Velasco es desarrollador web y participa en múltiples proyectos culturales. Contáctalo.

Sigue a Jos