La Propuesta

Publicado en Blog

Si la Viste… sigue leyendo.

Margaret (la madurita-pero-sabrosa Sandra Bullock) es una editora de libros reconocida y famosa por ser una… arpía. Andrew Paxton (el paparrín-dámelo-todo Ryan Reynolds) es su esclavizado asistente, quien lucha por convertirse algún día en un famoso editor.

Con tal de que Margaret no fuera deportada a su país hace lo increíble: le propone matrimonio a su secretario. Juntos pasan un fin de semana en Alaska donde conocen a la familia de él, mientras son vigilados por un agente de migración.

En esta ocasión me tomaré la libertad de hablar acerca de los personajes que más me impactaron y dar mi opinión.

La abuela

¡La abuela es una chulada! Tiene toda la sabiduría del mundo, llena de rituales y tradiciones. Es una líder familiar: Lita de cariño, es capaz de fingir con tal de obtener lo que quiere. Esta actitud la he visto como real, es triste pero a la vez cierta: muchas veces es una forma de llamar la atención y evitar conflictos familiares.

Hace todas las cosas de mujeres, se me hizo muy padre su apertura sexual y su alegría. Cae muy bien y se lleva con todas a pesar de la diferencia de edades.

El perro

¿Por qué estoy hablando del perro? Jaja, simplemente se lo merece. Es un elemento que incomodó a Margaret pero que era muy valorado por la familia. La escena en la que la abuela, la que sabe todo de la vida, indica que puede llevárselo un águila si lo dejan salir de la casa… ¡es muy buena!

Varios de mis amigos dijeron haberse imaginado el águila llevándose al perro y cuando realmente pasa es demasiado gracioso.

Se me hizo muy divertido que desde la ventana los parientes la vieran jugar con el perro cuando en realidad estaba ofreciéndolo al águila a cambio de su celular. ¡Qué linda forma de ser aceptada en la familia!

El perro era un integrante de la familia. El detalle del retrato familiar está bueno. Cuando Andrew se queda a dormir en el sofá y sólo es acompañado por el perro lo ví como si fuera un gran Samoyedo, digamos como a un leoncito capaz de tirar de un trineo, no sé por qué me vino esa idea de fortaleza.

Por cierto, que a Andrew le prohibieran dormir con Margaret el único día que realmente querían acostarse me causó mucha risa. Así es la vida…

Margaret

Es toda una bitch pero muy inteligente. Sabes que el tipo mamey Andrew (si, me dan celos y qué) a pesar de que es su esclavo terminará enamorándose de ella. Es el proceso natural de este tipo de películas románticas, pero el cómo nos llevan a esta conclusión es lo interesante.

Ver cómo Margaret se va ablandando es maravilloso y conmovedor. La forma como recuerda tener una familia es perteneciendo a la de Andrew. Esto es probablemente lo que más la ablanda.

Al principio no acepta nada y se ve que vive en su mundito. Es impresionante cómo desde que le propone matrimonio a Andrew comienza a tener problemas para equilibrarse. Digo esto porque al principio es una mujer bien parada y cuando la sacan de su posición, no quiere despegarse de sus costumbres pues en parte trae muy metido su lado feminista.

Andrew

Este personaje es el esclavo que busca la perfección y equilibrio que Margaret tiene, la odia pero con tal de llegar a su objetivo es partícipe de situaciones como la clásica escena (Me recordó a El diablo Viste a la Moda) de llevarle el café de Starbucks y matarse para estar puntual en la oficina con los pendientes memorizados.

Andrew va creciendo y tomando poder a medida que Margaret va cediendo. De eso se tratan las relaciones, de que ambos cedan en su momento y es así como Margaret y Andrew pueden llegar a quererse: cuando se abren completamente y están más expuestos. La escena en la que literalmente se impactan desnudos expone su naturaleza humana.

Andrew tiene problemas con su padre, pues éste espera de él que continúe con su arduo trabajo para heredarle todo su imperio, pero Andrew es feliz haciendo algo que el papá no puede tomar en serio. Esto es motivo de disputas familiares en donde la madre se siente muy afectada. Me gustó mucho que lo enfrentara y le dijera qué era lo que realmente lo hacía feliz y que le pidiera que respetara esto.

Andrew a lo largo de la película, se da cuenta de lo mucho que importa integrarse a su familia.

Ramone

¡Este wey qué! Es un tipo lleno de amor que hace sentir orgullosas a las pueblerinas. Es chistoso porque también adopta varios roles, trabaja en la tienda y pues hace las despedidas de soltera. Es un elemento importante porque es una figura incómoda para Margaret, es como un símbolo de todo lo vergonzoso que algunas veces se tiene que pasar para convivir con la familia del amado.

Si de por sí es difícil hacer un sacrificio convivir con la familia de quien quieres, hacerlo con la familia de alguien que ni al caso, ¡resulta imposible!

El hecho de que fuera el que los iba a casar fue una puntada muy buena. Todo el cine se carcajeó.  Creo que de eso se trata esta película, de carcajearse de las cosas que pueden llegar a pasar, por más fantásticas que parezcan cuando se tiene que quedar bien.

Conclusiones

Zafarse de un problema metiéndote a una relación sentimental no puede resultar en algo bueno. O por lo menos no en algo más sencillo que el propio problema. En esta película resultó en una relación fructífera pero generalmente, al jugar con los sentimientos se corre el riesgo de herir a alguien. Incluso en la misma película se decía del miedo de tener que enfrentar a la familia, de herirla, de preguntarse, ¿por qué a ellos?

El apoyo familiar no solamente se manifiesta con el dinero, curioso que Andrew fuera un pobre para su patrona, cuando en realidad era rico en su país. “Sólo los ricos dicen que no lo son.”

Esta película es para pasar el rato, una buena y fresca comedia romántica. El juego de poder en las relaciones sentimentales y la peligrosa mezcla de mezclarlas con el trabajo.

Muy disfrutable, aunque recomiendo no ver el tráiler, (se supone que si llegaste hasta aquí ya viste la película…)

Si la Viste…, ¿Qué Propuesta te dejó?

Sobre el autor

Jos Velasco es desarrollador web y participa en múltiples proyectos culturales. Contáctalo.

Sigue a Jos