No te conozco pero…

Publicado en Blog

No te conozco pero…me recordaste aquella vez en la secundaria, en la que me hicieron llorar en el salón. Ya no recuerdo la razón del llanto, pero probablemente fue algo muy original…

Recuerdo que seguido me daba cuenta de que las pocas niñas que había, se fijaban en los más grandes, se pegaban a la ventana para alcanzar a ver a los de tercero, que quedaban del otro lado del plantel.

Para mí, ellas eran algo así como inalcanzables, aunque de todas formas no estaba muy interesado en buscarlas.

Recuerdo muy bien que esa vez comencé a llorar sentado. Me cubrí con los brazos pero las lágrimas se esforzaron por brotar, de tal manera que una niña comenzó a consolarme.

Empezó a hacerme piojito, lo cuál resultó ser bastante agradable. Cambió totalmente el panorama. No es como si yo lo hubiera hecho a propósito para recibir aquel afecto celestial.

Simplemente llegó y lo agradecí. En mis adentros comenzó a darme una pícara risa, simplemente no lo podía creer porque ni siquiera lo esperaba.

Así fue tu comentario, sigue así… gracias. :)

Sobre el autor

Jos Velasco es desarrollador web y participa en múltiples proyectos culturales. Contáctalo.

Sigue a Jos