Oax. parte 1

Publicado en Blog

Viejo Grillero mencionó la vía rápida Villahermosa-Coatza-Oaxaca. Tomé la lenta y doce nocturnas más tarde, Autobuses de Oriente agradeció mi preferencia.

Palpo sistemáticamente el celular bolsaDelanteraDerecha, la cartera bolsaTraseraDerechAunqueSenojeMiJefa, pequeñaBalijaMultiusos coca-cola y mi mochilón de viaje.

Un cajero y la ubicación del Downtown por favor. A medida que camino me siento desprendido, nadie me espera y yo no espero a nadie.

Se me va apareciendo en las pupilas un colonialismo despolvado del que truenan extranjeros de una bolsa de palomitas turística.

¿Para dónde queda el centro? Turista metrosexual me anuncia que va para allá. Después de un breve incómodo silencio me indica en dónde doblar.

Más palomitas blancas europeas light resaltan en el parque de fuentes caras. Un cataclismo en forma de gobernador de salida repara por doquier.

Me impresiona la arquitectura de los templos cuidados y el piso verde de los ex-conventos ilumina al sol.

Llego a la catedral sin darme cuenta. Llego embobado por tantísima belleza y por el joven espíritu de aventura.

Primera misión, conseguir hospedaje. Paulina me fue recomendado en la gran i.

Lugar barato, bueno y bonitamente primermundista. Como para pagar mucho siendo rico.

$150 me sorprendieron, y luego de que persona amable me hiciera leer el manual y cobrar lo del día, recibí mi funda, mis dos gemelas sábanas y mi toalla.

Ya en el 13, I’m from Norway dijo hi, a lo que le respondí con un hello. That would be him llegó más tarde y aún más tarde llegaron los tres españolitos.

En lo que guardaba mis cosas en el locker, envié un mensaje a mi verdadero motivo del viaje y resultó ser que ¡ya estaba por ahí!

Isabel nos alimentó, a mi verdadero motivo del viaje y a mí, con un tamal de mole chocolatoso con pollo.

Sobre el autor

Jos Velasco es desarrollador web y participa en múltiples proyectos culturales. Contáctalo.

Sigue a Jos