Realidad errónea

Publicado en Blog

Algunas hipótesis
Lo que para nosotros parece que es y en un instante determinado decidimos que es, en ese instante lo es aunque en realidad no lo sea.

Lo que para nosotros es, puede ser y lo será hasta que se nos demuestre lo contrario.

Lo que para nosotros no es, nunca lo será si no nos hace dudar.

¿Qué pasó?
El día de hoy saludé a quien creía era una conocida. Me contestó el saludo, lo que alimentó mi seguridad, pero después de analizarlo, la forma en la que me lo contestó me hizo dudar. Ver sin ver. Actuar sin estar seguro. Hacer actuar a los demás.

Facilitaron mi equivocación:
La perspectiva provocada por la respectiva posición de los actores. Ella junto con su amiga bajaba, yo junto con mi nueva amiga subía.

El pequeño instante de tiempo que me fue proporcionado por el señor destino para reaccionar.

La mirada que me ofreció, “el juego” de los ojos.

El saludo que ofrecí de lejecitos que fue respondido de inmediato, pero de manera temblorosa.

Su enorme parecido con quien pensé estaba saludando.

Factor distracción: Mi nueva amiga caminaba junto conmigo en un relajado ambiente.

Detalles decisivos
Traer a alguien en la mente.
Caminar, subir distraído.
Mirada directa bidireccional.
Seguridad de mi saludo VS inseguridad de la respuesta.
Saludo silencioso.

¿Realidad?
Tan la saludé que hasta este entonces no sé si lo hice.

Sobre el autor

Jos Velasco es desarrollador web y participa en múltiples proyectos culturales. Contáctalo.

Sigue a Jos