Sobre el amor y la amistad

Publicado en Blog

Nunca he celebrado un catorce con kilos de rosas en un restaurant pipiris-nais. O si lo he hecho ya no lo recuerdo: las rosas como los restaurantess pipirs-nais son temporales.

Argentilia: “El restaurant que cuenta con la terraza más grande de toda Guadalajara.” No me parece tan romántico. Más bien me parece consumista. Más, más, más… Eso sí, la duela me impactó como la duela siempre lo hace. Tal vez falta que me caiga de bruces y que embarre la sangre en forma de corazón para aderezar un corte argentilio. ¿Quién me hará no odiar a los argentinos? Creo que tendrá que ser ella misma,  la Argentina, la que me reconcilie. Dame mi taco de perejil, boludita.

Me pregunto si de verdad los moteles hacen su agosto el día catorce. Tal vez es como los eventos a los que da flojera ir porque todos irán y al final nadie lo hace. Lo cierto es que debe ser una de sus mejores fechas.

Hace rato pasé por una tienda que parecía que estaba a punto de volar. Globos rojos por doquier ya listos para vender. Vender, vender, vender. Si un día quieren vender algo en catorce, no les recomiendo invertir mucho en regalos complejos. Una vez yo regalé el capital para hacer paletas de chocolate y tarjetas. “Yo pongo el dinero y lo que saques es tuyo.” Y vaya que sacó mucho.

Sobre el autor

Jos Velasco es desarrollador web y participa en múltiples proyectos culturales. Contáctalo.

Sigue a Jos