Vasito de elote

Publicado en Ensayo

– ¿Lo quiere con mayonesa y queso o con chile y limón?

– De quererlo lo quiero como va: con caldito, crema, queso y chile.

– No tenemos crema, ya no se usa. Pero tenemos este bote gigante de mayonesa.

– Estúpida mayonesa. Comprendo que su envase de plástico la haga indestructible y la convierta en la opción más rentable. Acepto que los tiempos cambien y surjan opciones, pero no que me las quiten. Quiero mi esquite con crema no porque me guste la crema sino porque así va. Ya no digo que le echen epazote o doren los granos, solo exijo mi vasito con su crema bien espesa… abundante… de esa que te tumba de gusto en la banca del quiosco.

– Ya le dije que no hay.

– ¿Quién chingados permitió el cambio de crema a mayonesa?

– La patrona…

– Cuál patrona. ¡El pinche pueblo! Como todas las transiciones capitalistas el pueblo dijo que sí al no tener una mejor opción para enseñarle a sus hijos las tradiciones. El pueblo se quedó pensando por qué no saben igual las cosas. “Ya está uno viejo, en mis tiempos…” -En mis tiempos ni madres. Antes por lo menos te daban a elegir: “¿Le pongo crema o mayonesa?”

“Como sea”, dijo el pueblo muchas veces hasta que le dejaron la opción basura.

La gente se traga la mediocridad cada vez que alguien paga $26 pesos por un vasito de los que se usan para tomar muestras urinarias… ¡Mierda!

Démelo pues con chile y limón. Porque de todas formas la crema que venden por aquí tampoco es crema. Es un polímero agridulce que no se deshace en el caldito.

Volveré con mi puestito de esquites gourmet y me las pagarás. Y también la patrona.

Sobre el autor

Jos Velasco es desarrollador web y participa en múltiples proyectos culturales. Contáctalo.

Sigue a Jos