accidentes múltiples


Si… la gente supiera el horario de sus amigos y de sus enemigos, seguramente habría más rondas, más rides, más aventones. Seguramente también habría más casos de accidentes con títulos como:

“Mueren cuatro amigos en choque automovilístico”
“Choque de rondas deja a catorce heridos”
“Pidió ride, lo llevaron al cielo.”
“Les dan aventón mortal a tres estudiantes”

Los padres de familia exigirían a sus hijos:
“¡Cuidado con quien subas al carro!, ¡recuerda el índice de accidentes múltiples!”

Sería un honor estrellarse contra un árbol. Sería egoísta estrellarse solo.

Comparte esta entrada

Suscríbete al blog

Sigue explorando

Anterior:
Siguiente: