Categoría: Blog

  • Mi dulce Mocca

    Sin azúcar. No gracias. Pues cada sorbo tuyo ya va acompañado de dulzura. Cada vez que te propones la tarea de quemar mi lengua con tu líquida presencia, tus carnosos labios de crema batida regulan mis ardores. Pero la azúcar disminuye mientras tus líquidos siguen escapando poco a poco evaporándose de ti. Pero tú y […]

  • Hoy de noche

    Hoy de noche, ¿tratas de escapar de qué? No importa, tratas de hacerlo. Y lo haces como te gusta, sintiéndote libre. Bajas tus vidrios eléctricos y subes el volumen de tu stereo. Eliminas la música del motor con la que viene en el cd. Le subes hasta que es necesario ecualizar los bajos, y llegas […]

  • En dicha ciudad

    En dicha ciudad, o lo que quedaba de ella, existía una enorme, es decir, ¡gigantesca! alberca!. Cada cierto periodo, sus habitantes, cuyas ropas se encontraban ya desgastadas, a grado tal que la mitad del cuerpo apenas llevaban cubierto, entraban a ella. Pero no era una alberca normal, claro que no, pues nunca, pero nunca se […]

  • Por el lado de San Andrés

    Está el dichoso pedazo de tierra ese que le llaman la comunidad de Ojo Zarco, está rete olvidado desde que se fueron esos los constructores del camino ancho y recto. Nomás dejaron su desbarajuste y sus terrenotes llenos de mugreros. Para llegar a él lo más fácil es atravesar por la Magdalena, pero yo nunca […]

  • y en mi río egoísta…

    Y en mi río egoísta dejo que te hundas… después de patearte desde la orilla: señorita altruista. Te arrastra mi vertiginoso cauce lleno de rocas gigantes redondeadas que dejan que tu frágil figura en vez de rebotar o rebanarse en mil pedazos se adapte a mis sombríos escondites… Y en mi río egoísta dejo que […]

  • El corte.

    Luego de esperar a mi estilista para que me desgreñara con su maquinita, -La dichosa estaba chateando en el cyber que está por el parque de mi casa y tuvo que ser avisada por su compañera por mensajito de a peso- subí a la silla porque pues no basta con sentarte y ya, sino que […]

  • Hoy tiré mi tele

    Hoy tiré mi tele. La mandé a volar por la puerta… Al parecer mi teoría de que era estúpida era cierta, pues cayó desde el tercer escalón y no supo enredar su cable para salvarse. Mi abuela la rescató. Sucede que vivo en el penthouse de mi casa… bueno en el segundo piso de mi […]

  • Son tus letras

    Son tus letras razón suficiente para amarte, quemar mis pupilas hasta tarde, pretender que escribo. Escribir “pretender ser escritor”. Leerte mil veces, mil veces leerte, leer mil veces de ti. Son tus letras razón suficiente, razón suficiente para mí.

  • Te lo juro

    Te lo juro que te oigo aunque estés sin decir nada. Te prometo que me muero por morir de tus cigarros, pues el beso que le das al poner incandescente al vicio tuyo, me hace volar mejor que el propio humo a direcciones que ni yo mismo conozco. Te lo juro que te vi cuando […]

  • Yo c0o1, declaro:

    ¿Señor, dígame dónde estuvo ayer entre las 10 am y las 12 pm? – le pregunté al sujeto. Corriendo y preparándome para correr – me contestó. Dígame su historia – le dije con un tono de voz cauto. … cuando iba de bajada … – todo esto me lo dijo de una forma corta y […]

  • Stop!

    – Declaaaaro la gueeeerra en contra-de-mi-peor enemigo que ¡¡¡es!!!: ….. ¡¡¡MEXICOOOO!!!!! – AAAHHHHHH!!! La única niña, la de las piernas más largas, Gina, dió una tremenda zancada ¡y luego otra!, Joel su hermano se distrajo un poco pero alcanzó a avanzar de un gran salto con las dos piernas, Iván borró de un zapatazo parte […]

  • El verdadero aliciente

    Enrarecimiento de aire. Dificultad para respirar. Mejor dicho: respiración nula. Congoja, angustia exponencial. El asesino no dejará que el agua termine con la vida de la víctima. No permitirá que el líquido vital alcance al aparato respiratorio provocándole la muerte. No aún. Es el asesino experto en ahogamientos secos. La víctima sufrirá espasmos laríngeos cerrándole […]