Cuando viene un amigo a la ciudad


  • Te invita a pensar en voz alta y a abrir tu mente a otras posibilidades. Lo que estabas seguro que había pasado resulta que puede ser que no. Te trae los otros datos.
  • En su idea de continuar la vida donde se quedó la vez pasada, le da play a una acumulación de momentos de felicidad perfecta, te hace viajar.
  • Te hace turista de tus rumbos, te hace abrir los ojos más de lo normal para compartir lo más posible.
  • Te hace reír, te hace jugar. Refuerza la amistad y muchas cosas más.

Comparte esta entrada

Suscríbete al blog

Sigue explorando