Para notar los cuadritos


Se dice con frecuencia que la parte más complicada de marcar el abdomen es la última.

Cuando empiezas a bajar de peso hay mucho de dónde, y después ya no. Luego el cuerpo aprende a aguantar y gasta menos energía y quema menos grasa.

El ayuno intermitente es un buen hack. Acostumbrarse es cada vez más fácil pero sus beneficios están justo en los límites de su buena aplicación.

Yo diría que sí se siente cómo se quema la grasa. Al menos me queman las ganas de desayunar mientras más horas pasan.

Los carbohidratos son la clave. A veces basta con moverlos a la hora de la comida para notar grandes cambios.

Pero para notar los cuadritos… hay que hacer más.

Diarios de cuadritos (1 de 30)