Ejercicios de bajo impacto para ganar terreno


Conozco a varias personas que tienden a querer hacer ejercicios pesados para bajar de peso. No está mal pero pienso que es mejor incorporarlos poco a poco.

Más allá de la aplicación de reglas un tanto arbitrarias tipo 80/20 donde el 80% del éxito en una dieta reside en la buena alimentación y apenas el 20% en el ejercicio, quisiera compartir mi experiencia.

En el pasado solía correr con sobrepeso. Sin una buena asesoría profesional pero sobre todo sin conocer al propio cuerpo, es posible lesionarte y así me pasó.

No sabía si era por el tipo de calzado o por mi pisada y nunca me asesoré, pero después incluso de caminar me sentía resentido.

Existen estudios que desmienten que el sobrepeso sea la mayor causa de lesiones al hacer ejercicio, sin embargo el riesgo es mayor.

A lo que voy con esto es que hay más factores que uno puede medir y conocer de su propio cuerpo al hacer ejercicios de menor impacto como caminar.

Es más fácil empezar a caminar y poco e irle sumando vueltas y velocidad sin tanto riesgo a torceduras o lesiones.

Los chequeos médicos preventivos pueden ser muy útiles. ¿Cuándo fue la última vez que revisaste, por ejemplo tu corazón?

En mi caso no me he revisado con una prueba de esfuerzo activa, sólo pasiva.

Puedes revisar si tu pisada está bien. Una forma casera podría ser checar si la huella del tenis se desgasta más rápido en un lado que en otro.

Si notas algo raro atiende a un especialista para aprender y que te guíe de una manera puntual.

La natación dicen que es también un ejercicio de bajo impacto que puede fortalecerte bastante aunque no es tan accesible como por ejemplo andar en bicicleta.

El remo de gimnasio, cuando lo practiqué, mejoró mi postura y mi autoestima.

Siempre que tengas duda, camina. Es muy noble y efectivo. Además de que con suerte puedes platicar con alguien mientras lo realizas y despejarte.

Jos.

Diarios de cuadritos (11 de 30)

Comparte esta entrada

Suscríbete al blog

Sigue explorando