Está lloviendo bien fuerte!!

A media cuadra llovía, donde estábamos no. Era mágico: una línea de lluvia partía a la cuadra a la mitad exactamente. Atravesaba la calle con la cautela de un niño al cruzar de lado a lado.

A media cuadra olía a tierra mojada, donde estábamos no. Era mágico, veíamos a los de la otra cuadra, a los grandes todos mojados. Como si viviéramos en una inmensa burbuja protectora y ellos no.

Luego la inmensa brisa de gotas comenzó a avanzar y en segundos ya no éramos los únicos secos. Está lloviendo bien fuerte!! Gritábamos de placer.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *