Jos Velasco, Desarrollador web WordPress

Exprimido

Y ahí estaba él. El de Tabasco, gracias a la alumna de diez. ¿Alguna vez has exprimido un tamal? Yo sí. Y no cualquier tamal, sino uno Gourmet. Uno que viajó en avión… Que fue congelado y descongelado, que le dijo adiós a la bolsita Ziploc, que fue extraído de su perfecto envoltorio natural: la hoja de plátano, exprimido, puesto al horno y casi deglutido al instante gracias a su exquisitez. Y ahí estaba él, hasta que lo devoré.

Comparte en redes