Jos Velasco, Desarrollador web WordPress

Grito

Que padre es poder escribir lo que se me venga en gana aquí. Por ejemplo:

Estaba un día intentando leer a Emma Zunz, a comprender lo que se siente que te digan en una carta que tu padre ha muerto, cuando de repente el ladrido de mis perros comenzó a hartarme tanto que les hice un “shhhhh”

Siguió otro “shhhhhhhhhhhhhh” más prolongado y fuerte ya que los ladridos seguían. Era el maldito demonio (esa es mi definición de perro miniatura), era el maldito infernal demonio vecino, (perro del vecino) con sus agudos ladridos quien incitaba a mi labrador y al otro a hostigarme cuando de repente mi abuela comenzó a gritar (no es que quisiera hacerlo, pero es su naturaleza para comunicarle mensajes a distancia a mi madre), y me sorprendí haciéndole un  “shhhhhh!!!!”

Me respondió, “¡A mí no me calles!” – Me dió algo de culpa, muy poca realmente, pena y risa, y le respondí: “Pero es que todos gritan!!! Gritándole.

Comparte en redes