Habla


Habla para poder censurarte.

A los callados, inactivos, escondidos, vigías bajo la sombra, no se les puede poner un alto. Al menos no hay tiempo suficiente de estarlos buscando.

Sal hablando para poder darme cuenta que existes y dejar de cargarte.

Comparte esta entrada

Suscríbete al blog

Sigue explorando

Anterior:
Siguiente: