Ir a desayunar en bicicleta a la vía


Vivo en una ciudad donde andar en bicicleta entre semana es un riesgo, pero en la que los domingos es maravilloso.

El plan de ir de paseo los domingos comenzó hace muchos años entre nuestros amigos, como uno en el que lo importante era ir a desayunar.

Mientras más lejos mejor, pues la vía conecta a varios municipios de manera segura.

Incluso hay forma de regresar en el tren ligero, sólo los domingos.

Creo que una vez que llevas varias semanas de hacer la vía lo más difícil no es la distancia sino el sol.

Así que aquí aplica la de levantarse temprano para adelantar a los comensales, quiero decir, a los deportistas.

De todos modos los semáforos funcionan de descanso mientras atraviesas la ciudad.

No he comprado una cadena para proteger las bicicletas estacionadas mientras echamos un taco.

Hay lugares que te permiten incluso meterlas a su terraza. Maravilloso.

Tal vez en el fondo quiero estrenar, que me roben mi bicicleta hipster y comprar una de montaña para amortiguar mejor los baches.

Jos.

Diarios de cuadritos (18 de 30)

Comparte esta entrada

Suscríbete al blog

Sigue explorando